¿Cómo Hacer una Mesa con un Tronco?


Me voy a poner a contarles, con el permiso de los que sí saben, cómo fue que hice con mis manitos esta mesita, y lo digo porque es la primera vez que lo hago y posiblemente cometí uno que otro error.  Pues bueno, lo primero que tienes que hacer es conseguir el tronco, puedes comprarlo en un depósito de madera, carpintería o aserradero.  Yo lo conseguí gratis en un club deportivo donde tienen un gran bosque y han cortado algunos para hacer sillas (regalo de la administradora del club).


NECESITAS:
  • Un trozo de madera del tamaño que prefieras y puedas conseguir, no importa que tenga la corteza aún.
  • Martillo
  • Formón 
  • Pintura o barniz
  • Lijas de diferentes grosores (las venden por números)
  • Rodachinas ó ruedas
  • Guantes
  • Taladro (solo para el final, para poner las ruedas)
  

1. Cuando ya tuve el tronco en el garaje de mi casa me di cuenta que estaba llenísimo de bichos!! Por supuesto, viene del bosque, ¿qué esperaba?, así que tuve que limpiarlo muy bien.  Yo lo hice con agua y detergente de lavar ropa.  Algunas personas me dijeron que le echara algo químico pero el agua y el jabón fue suficiente para dejarlo bien y no te queda con olores desagradables, sin embargo puedes usar algún inmunizante para madera y así evitas que le entren gorgojos o comején. 


2.  Ahora ya tienes tu tronco limpio y viene la parte más divertida del trabajo: quitar la corteza.  Yo la quité con un formón.  Con ayuda del martillo golpeando la parte de arriba del formón y sosteniendo firmemente alrededor de toda la corteza la vas quitando.  Hay que tener cuidado de no rayar el tronco mucho para que la madera se vea muy bonita. 


Así va quedando



3.  Luego que tienes el tronco completamente limpio empiezas a lijar la madera. Bueno, aquí tienes la opción de usar una lijadora eléctrica, pero yo no quise hacerlo porque no quería que perdiera la esencia rústica, ni la forma. Para empezar te recomiendo utilizar una lija rústica, #80 está bien, luego vas pasando a una de 120, 180, 220 hasta llegar a la 400 que es muy fina y ayuda a dejar un acabado bien pulido. Cuando empiezas a lijar te vas dando cuenta exactamente cuál necesita para cada lado del tronco.  Hacer esto hará que la madera te quede muy suave. Eso sí, debes tener paciencia, pero el resultado es hermoso y hacerlo con calma es una verdadera terapia!



4. Ahora tu tronco está listo para ser pintado! Puedes hacerlo del color que quieras… yo elegí ponerle barniz natural semi mate para que se le vieran las líneas con claridad y porque me gustó mucho el color del tronco.  Aplica una capa, deja secar y aplica otra capa. También puedes ponerle barniz del que brilla o pintura del algún color, hacerle figuras, círculos, flores o lo que se te ocurra, sin miedo!

5. Deja secar muy bien la pintura o el barniz antes de poner rueditas, puede ser al día siguiente.


Aquí está el tronco barnizado y esperando secarse, miren que el acabado ya se ve pulido

6.  Las ruedas o rodachinas son opcionales, si quieres ponerlas te recomiendo usar de las que no giran sobre su eje, pues esas tienen menor estabilidad.  Compra cuatro rueditas con sus respectivos tornillos.  Marca bien el lugar donde ubicarás los huecos antes de usar el taladro y colócalas separadas la una de la otra de tal forma que tengan estabilidad...


!Y la mesa está lista para ser usada!






Puedes ubicar libros, una lámpara, un juego de té o lo que más te guste, se verá precioso y lo mejor será que cada vez que la mires recordarás que fue hecho con tus propias manos.
Espero que les haya gustado este post y cualquier duda no duden en escribirme.

Envíenme sus comentarios porfis, muchas gracias y un abrazo gigante

!Con Amor, Lily!



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares